La importancia de un plan alimenticio personalizado

 5 minutos de lectura

¿Te ha pasado que estas empezando un plan que te recomendó tu comadre, que encontraste en Facebook o que viste en un padrísimo baile de Tiktok y te das cuenta que no te dio ningún resultado?

A todos nos ha pasado, sobre todo cuando el remedio de la comadre está garantizado como súper infalible, pero, aunque lo sigues al pie de la letra, en lugar de dar el resultado esperado, pasa todo lo contrario y esto se debe, en general, a una "dieta" mal planeada e inadecuada para ti.

Todo empieza con el mito de DIETA, ya que se ha vuelto un término muy popular, mal empleado y utilizado con tintes negativos para expresar restricciones, sufrimiento y prohibición.

DIETA se refiere a todo lo que ingerimos en un día, se recomienda que sea equilibrada, suficiente, variada , inocua y adecuada para tu rutina diaria. Con estas razones podrás notar, que en ningún momento se prohíben alimentos y de ahí viene la primer causa por la que tu dieta genérica del internet no te ha dado resultados.

Ropa deportiva para mujer

No existen alimentos prohibidos, salvo que tengas una alergia o intolerancia o alguna patología, normalmente no se prohíben alimentos, y por alimentos se entiende cualquier cosa que comes y se transforma en nutrimentos, si no aporta nutrimentos entonces no es alimento y no tiene caso que lo consumas, no te aporta nada.

Los planes genéricos no adaptados a tu rutina, por ejemplo los ayunos intensos, las dietas crudo veganas o frugívoras que, no son fáciles de seguir , si agregamos la falta de  planeación y acompañamiento profesional puedes caer en una alimentación incompleta que te va a dejar poco satisfecho, propiciando atracones, episodios de ansiedad y angustia, además de afectar el apego al plan, provocando el famoso rebote, ya que al dejar de comer , sin orden ni planeación, es más fácil caer en antojos y sobre porciones para compensar los días de alimentación estresada.

La razón final, es bastante obvia, pero siempre ignorada, obligarte a comer cosas que no te gustan o con preparación que no se adapta a tu estilo de vida. El hecho de tomar un jugo verde como si fuera manda no te va a hacer adoptar hábitos saludables o mejorar tu salud, cada uno de nosotros tiene una rutina, un estilo y una cultura alimenticia diferente. Si bien, la alimentación debe ser equilibrada y variada, eso no implica tener que agregarle jengibre a todo o caer en superfoodismo, lo importante es ir aumentando la variedad de los alimentos en tu día a día gracias al acompañamiento, coaching y asesoría de un profesional que se tome el tiempo de diseñar un plan de acuerdo con tus preferencias.

Si bien,  las dietas genéricas fueron planeadas con ciertas bases que podrían funcionar, también es cierto que suelen fomentar y repetir mitos muy generales que no se adaptan a todas las rutinas.

Conclusión 

Recuerda, no eres tú el problema, el problema es usar una dieta genérica, ¿a poco todos usamos la misma talla de zapatos?, incluso con el mismo número, puede variar de marca a marca, así que un plan diseñado por un profesional es como encontrar el zapato perfecto para que puedas caminar kilómetros sin sufrir.

Artículo por Michelle Méndez.

Nutrióloga terapéutica familiar.

Instagram@nutrinfluencer


Leave a comment

Please note, comments must be approved before they are published